Actualidad
29.10.2018 - 12.48 h

De la morfología a la genómica



admin

Compartimos el contenido de la ponencia “De la morfología a la genómica”, presentada por José Antonio Jiménez, jefe del departamento técnico de CONAFE, para abrir las I Jornadas Técnico Ganaderas Usías Holstein


Durante las I Jornadas Técnicas celebradas en Dos Torres, dentro de la programación de la XI Feria de Ganado Frisón USIAS HOLSTEIN organizada por AFRIDO, se presentó la charla titulada “De la Morfología a la Genómica” por parte de José Antonio Jiménez, Jefe del departamento técnico de CONAFE.

La presentación se centro en dar respuesta a cuatro preguntas:

¿Es la morfología todavía importante en los programas de mejora?

Siempre existe controversia sobre el papel de la morfología en los programas de mejora, qué caracteres son importantes si es que lo son y cuánto. Para tratar de responder a la pregunta se presentaron datos que relacionan las Calificaciones Finales de las vacas nacidas en los años 2000 y 2010 respecto a los partos y la producción vitalicia de esas mismas vacas, resultando que por ejemplo entre las vacas MB y las R nacidas en 2010 hay una diferencia de más de 10.000 Kilos de leche al final de su vida. Por tanto, parece lógico pensar que utilizar la información de la calificación como predictor de la longevidad sigue siendo una herramienta que ayuda al programa de selección.

Figura 1: Producción Vitalicia y Calificación final de las vacas nacidas en los años 2000 y 2010

También se analizó la importancia de caracteres como la colocación de pezones especialmente en granjas con Robot de ordeño y como utilizar programas de acoplamiento basados en evaluaciones genéticas de este carácter permite obtener diferencias de hasta el 20% de hijas que no presentan el defecto identificado por los calificadores en las madres.

Figura 2: Porcentajes de hijas de vacas con pezones juntos que mantienen el defecto de su madre, lo corrigen o presentan el defecto contrario en función del nivel genético del toro con el que fueron acopladas

Asimismo, se destacó como las ganaderías que participan en concursos están utilizando más toros genómicos que la media, debido seguramente a la buena fiabilidad de las pruebas genómicas para estos caracteres. Así como a la gran cantidad y calidad de datos históricos de los que parten dichas evaluaciones.

Sin embargo, es paradójico como en ocasiones se escuchan comentarios en contra de esta tecnología a la hora de buscar la excelencia morfológica mediante el genotipado de terneras. Cuando hay que recordar que las valoraciones no distinguen entre sexos y por tanto son igual de fiables y de buenas predictoras en ambos.

¿Qué cambios ha traído la genómica?

Para dar respuesta a esta pregunta se presentaron los cambios en la selección de sementales por parte de los centros de inseminación, donde el 100% son evaluados previamente. Como la edad de los padres y madres de estos toros ha disminuido, siendo en la actualidad la práctica totalidad hijos de padres y madres con poco más de dos años.

A nivel del uso de toros jóvenes en España nos encontramos en torno al 62% de uso de toro genómico.

También se presentaron las tendencias genéticas que muestran como tras la llegada de la genómica el progreso se ha acelerado notablemente siendo los caracteres de producción y los funcionales los que han experimentado cambios más notables. Dentro de los caracteres morfológicos la mayor diferencia se encuentra en los relacionados con las patas. Relacionado con la tendencia genética se encuentra el incremento de la consanguinidad, que a pesar de haberse acelerado en los últimos años es una circunstancia que la raza puede afrontar gracias a los nuevos conocimientos sobre caracteres genéticos vinculados a la consanguinidad y al uso de buenos programas de acoplamiento como el CONAFEMAT, que incluyan esta información y estimaciones correctas de la consanguinidad.

Figura 3: Tendencia genética del ICO por año de nacimiento de los machos y hembras españoles

Además, se presentó la evolución del servicio de genotipado de hembras que continúa creciendo, superando en agosto de 2018 las 10.000 hembras genotipadas en todo 2017.

¿Qué recibimos cuando genotipamos y para qué sirve?

En este punto se realizó un repaso a la información recibida por los ganaderos que están genotipando en la actualidad, las valoraciones, el significado de cada valor, las novedades respecto a identificación de puntos débiles y recomendaciones, la utilidad de la genómica y la relación entre las predicciones genómicas y los resultados productivos y morfológicos de las vacas. También se presentaron resultados de las primeras ganaderías que comenzaron a genotipar y de cómo hoy el progreso genético debido a las decisiones sobre las hembras supera al progreso debido a los machos.

Figura 4: Medias de producción de leche y proteína, y calificación morfológica para profundidad de ubre y colocación de pezones posteriores  en función del valor genómico directo (predicción)

¿Y en Dos Torres también funciona?

Finalmente se presentaron por primera vez resultados del proyecto de genotipado y transferencia de embriones (Informe publicado en la revista Frisona Española nº 217, correspondiente a Enero-Febrero de 2017) que comenzó en Dos Torres hace un par de años. Incluyendo un índice de selección propio. Los resultados de las primeras terneras nacidas del proyecto demuestran que las ganaderías participantes en su conjunto han incrementado su progreso genético sobre el resto de la provincia en producción, tipo, funcionalidad, el índice ICO y por supuesto en el índice IMEG_DosTorres, que al estar expresado en Euros de Beneficio por vaca y año permite concluir que el potencial de las granjas del proyecto es hoy 40€ por vaca y año superior a la media de Córdoba (DIAPO 5).

Figura 5: Tendencia genética para el índice IMEG DOS TORRES expresado en € de las ganaderías del proyecto Dos Torres y del resto de las ganaderías de Córdoba

Por último, se comentaron algunos datos sobre las nuevas valoraciones genómicas de facilidad de parto y se recordó que la recogida de información de calidad es ahora y siempre el motor sobre el que asienta todo programa de mejora. El resto de tecnologías como la inseminación, transferencia de embriones, incluso la genómica sólo son herramientas para acelerar el progreso, pero este sólo se logra en base a recogida de datos de calidad.

Enlaces relacionados



Noticias relacionadas