Close
S.A.T. Arenas: Robotización de la explotación para mejorar el bienestar animal y del ganadero
Redacción Revista Frisona

S.A.T. Arenas: Robotización de la explotación para mejorar el bienestar animal y del ganadero

Visitamos S.A.T. Arenas para mostrar cómo trabajan en esta ganadería cántabra

Hablar del apellido Entrecanales en Cantabria es hablar de vacas frisonas y eso hacemos a continuación, hablar con Eduardo Entrecanales y su socio Alfonso de la Fuente de cómo se formó S.A.T. Arenas (Escobedo de Camargo), cómo han ido evolucionando hasta ser una granja altamente robotizada y cuáles son planes de futuro.

Los abuelos de Eduardo ya por los años 50 se dedicaban exclusivamente a la ganadería. Continuó la tradición su padre, Tino, quien tras un paréntesis en que se dedicó a la recría de novillas para la venta, volvió a las vacas de leche y en 1986 hizo la cuadra donde ahora están las secas y comenzó a funcionar con el circuito de ordeño, ordeñando cuatro vacas a la vez, que para entonces y por la zona era innovador. Poco tiempo después, en 1990, hubo que hacer vacío sanitario y se repone con 30 novillas a punto de parir compradas en Tauste Ganadera. El rebaño y las instalaciones fueron creciendo y en 2003 Eduardo, que ayudaba en la granja los fines de semana y las vacaciones, tuvo que acudir en ayuda de su padre enfermo. “Estaba estudiando Empresariales y mi idea sobre seguir con las vacas no la tenía clara aún, pero al final es tu empresa y solo verla mejorar, ya es un aliciente. Además, la vaca bien tratada es un animal noble y si vas poniéndote objetivas y ves las mejoras en morfología, en producción, al final te arrastra el día a día”.

Por su parte, Alfonso de la Fuente tenía una pequeña ganadería familiar en la que ayudado por sus padres, ordeñaba una veintena de vacas, pero las instalaciones no eran buenas y decidió cerrarla. Era el año 2005 y fue cuando recibió la propuesta de hacer una sociedad con Eduardo y sus padres, Tino y Bea. Cogió sus vacas y las trajo a la ganadería Arenas. Así nació la actual SAT Arenas.

Manejo e instalaciones

Como explica Eduardo, empezaron ordeñando, con las que trajo Alfonso, unas 90 vacas en una sala de 5x2, llegando a las 100 en 2010. Antes de esa fecha, ya habían ampliado la nave que se había hecho en 1998 y habían puesto más cubículos. En 2008 tenían tres parques; uno de cubículos con colchonetas y los otros de tierra con paja picada encima, pero quitaron todo y pusieron camas de arena. “Ese fue un punto de inflexión en la granja porque simplemente con que cada vaca tuviera su cubículo, además del confort y el nivel aséptico que da la arena, en pocos meses con la misma alimentación más o menos, las vacas subieron 4 litros de media”. Un importante cambio el de los cubículos que su sumaba a la compra del carro mezclador, en 2006, y los que añadiría en 2010 la instalación de dos robots de ordeño. Tres fechas y tres cambios que supusieron una gran mejora para el bienestar de las vacas y de los ganaderos.

La instalación de los robots vino marcada un poco por el espacio, no había mucho margen para ampliar la antigua sala. Visitaron granjas, hicieron cuentas y se decidieron. “El manejo que teníamos entonces era ya bastante bueno –afirma Eduardo– y con los robots seguro que se iba a mejorar la producción para poder amortizar la inversión en las máquinas y la obra civil. Hace ya 10 años y estamos muy contentos; aunque tienes que estar pendiente si quieres que salgo bien, como en todo, es un sistema flexible, que requiere menos mano de obra y ha cumplido en el aspecto de mejorar la calidad de vida. Además, se saca más producción y se puede manejar un mayor número de vacas. En 2010 cuando los pusimos andábamos en 1.200.000 litros y ahora llevamos unos años en torno al 1.800.000 litros”. Con unas 122 o 123 vacas, que es la media de las que ordeñan en los últimos años.

La recría

Cuando Eduardo hizo el curso de capacitación, le dieron una subvención por su incorporación a la ganadería, que estaba ligada a la obligación de comprar animales. Esos son los únicos que han venido de fuera –sin contar con los que aportó Alfonso–porque la reposición siempre ha sido propia.

Por instalaciones y mano de obra, nunca han hecho la recría en la casa. El mismo año que crearon la sociedad, empezaron a mandar las terneras al Rancho Las Nieves. Cada quince días pasa el camión recogiendo a las terneras a partir de los 10 días de vida y están en el centro hasta un mes y medio antes del parto, al que llegan con una media de 23,6 meses y 650 kilos de peso.

El trabajo

Hasta 2010 trabajaban en la ganadería Alfonso, Eduardo y Pedro, el operario que ya estaba con el Entrecanales padre. Cuando Pedro se jubila, instalan los robots de ordeño y quedan solo dos unidades de trabajo, las de los dos socios. Hasta que en septiembre de 2017, y para ganar algún tiempo libre, deciden contratar al estudiante que había hecho allí las prácticas de la Granja Escuela de Heras.

Hasta este año, los socios se repartían las tareas de la granja; Eduardo la administración, genética, etc. y Alfonso la parte agrícola y el carro mezclador.

Desde principios de año, están trabajando con un robot de alimentación (Vector, de Lely), lo que les ha permitido agilizar más el trabajo. Cultivan 45 hectáreas –3 propias y resto alquiladas– con maíz (28 ha), alfalfa (3 ha) y el resto es pradera natural.

Las vacas secas están en estabulación abierta con cubículos con colchoneta y acceso libre al prado, donde pasan la mayor parte del tiempo, y las vacas en lactación están todas juntas en la nave con los dos robots de ordeño, en cubículos con cama de arena.

Medias producción

La media de producción de los últimos cinco años, en litros medidos en tanque, está entre 41 y 42 litros, con 3,1 o 3,2 ordeños por vaca y día, mientras que en la sala convencional hacían dos diarios. “Las vacas sin duda están más cómodas, por varios factores. El robot permite el tráfico libre, la vaca puede hacer lo que quiera en todo momento, comer, beber, tumbarse, ordeñarse… se hacen más de 3 ordeños y se les da el punto de pienso en función de la producción y así también se optimiza la alimentación; por cada 5 litros que producen, se añade 1 kg de pienso y eso ayuda a que se mantenga la condición corporal, porque come más la que transforma más y come menos la que, por el momento de lactación, transforma menos. También son importantes los collares, que nos dicen el tiempo de rumia (la media del rebaño e individualmente), que es una herramienta muy buena para diagnosticar cualquier problema de la vaca, nos indican la actividad y, por tanto, nos ayudan a detectar los celos. También nos dicen la temperatura corporal de la vaca a través de la leche y la pesan y ves la evolución del peso en postparto”.

Todas estas medidas van dirigidas tanto a mejorar el trabajo como el bienestar de las vacas, que en S.A.T. Arenas es muy importante y les lleva a hacer reformas como abrir las paredes de la nave para favorecer las corrientes de aire, instalar suelos de goma en todos los pasillos y zonas de espera o poner nuevos ventiladores de techo, más potentes, menos ruidosos y con variador de velocidad en función de la temperatura. “Vamos poniendo lo que vamos aprendiendo, nos dice Eduardo. Cada vez hay más información, hablamos con técnicos y con otros ganaderos, leemos revistas… y lo que creemos que nos pueda servir, lo aplicamos”.

Con los suelos de goma han visto que las vacas van más sueltas y seguras, aunque problemas de patas no tienen más que los normales. Como nos comentan, controlan bastante la dermatitis con pediluvio y con la alimentación controlan las cojeras y, además, al menos una vez al año hacen recorte preventivo con la empresa Sigesprov para cuidar las pezuñas y que las vacas tengan una pisada más homogénea.

Robot alimentación

Pero sin duda la gran novedad en la rutina de esta ganadería –y casi del sector, podríamos decir– ha sido la incorporación de un robot de alimentación. “Bueno, confiesa Eduardo, visto desde fuera puede parecer un poco locura, porque es novedoso en España. El caso fue que el carro mezclador, para el número de animales que tenemos, se quedaba un poco justo y desgastado y llegó el momento de cambiar el alimentador e incluso el sistema de alimentación. Desde el principio pensamos en un carro autopropulsado, pero un día, hablando con la gente de Lely, nos propusieron visitar unas ganaderías italianas que estaban usando su robot. El sistema te permite preparar los ingredientes de la ración para tres días, lo cual es en sí una ventaja, pero al trabajar con ensilados, teníamos miedo de que se pudieran calentar. Sin embargo, en Italia vimos que no tenían problemas con el ensilado, incluso con calor y humedad, y aunque sumar otro robot a los de ordeño nos echaba para atrás, al final nos decidimos”.

En enero de 2020, el robot de alimentación comenzó a recorrer la finca, llevando la comida recién hecha hasta la nave de las vacas en lactación y al corral de las secas, varias veces al día. Entre otras adaptaciones, tuvieron que hacer la “cocina”, donde se almacenan las materias primas.

También ha variado la ración, no en su composición (que puede variar en función de la materia seca y de la calidad de los forrajes, como en un carro mezclador), sino en la forma de darla, decidiendo cuántas veces tiene que pasar el robot al día, cuántos kilos tiene que echar cada vez, a qué altura de comida en el pesebre quieres que se prepare una nueva ración… “Empezamos echando 600 kilos por bol y ahora, una vez que hemos adaptado las instalaciones de las secas para que pueda entrar, para que el tiempo funcionando sea parecido, hemos aumentado 100 kilos la comida que echa por bol a las de leche y para las secas hemos puesto la mitad; si la ración teórica son 19 kilos en fresco, está programado para que echar 9,5 por vaca en cada bol”.

Para formular la ración, antes y ahora, cuentan con el asesoramiento de Paco Fernández, nutrólogo de Cargill, a través de AgroCantabria, la cooperativa con la que trabajan y que también les suministra el pienso, el abono químico y las semillas de maíz y raigrás, además de contar con su veterinario Pedro Martínez, quien les lleva la reproducción, Alejandro Yllera, la ADS, y Eduardo Arozamena, que lleva el control de calidad de la leche.

Después de estos meses, el resultado es positivo, afirma Entrecanales. “Hemos calculado los consumos de comida por vaca y la producción de leche que había antes con el carro y ahora con el robot y son unos 1,2 kilos más de leche ahora y un 3% menos de consumo de materia seca, así que creo que mejora algo la eficiencia en la alimentación. Que las vacas coman menos puede ser porque al dar comida más veces, está más fresca, pierde menos nutrientes y necesitan menos cantidad. En las vacas secas, por el contrario, sí ha aumentado la ingesta, que es conveniente porque cuanto más kilos de materia seca consuman, mejor para que mantengan el volumen de panza y a la hora de parir sean capaces de producir la mayor parte de la leche de la comida y no de sus reservas”.

Selección y mejora genética

- CONAFE aplica una bajada en el precio del genotipado hasta fin de año -

Una granja tan robotizada no podía dejar atrás otras herramientas punteras en otras áreas de gestión de la ganadería, como es la genómica para la selección. “Una de las mejoras que hemos notado con los robots de ordeño es que, aparte de producir más leche, las vacas duran más, ha aumentado la longevidad y duran algo más de 4 partos de media y actualmente en el histórico de la granja hay 28 vacas con más de 100.000 kg de producción vitalicia, de las cuales 7 están aún presentes; el porcentaje de reposición que necesitamos anda en torno al 18-20%, con lo cual necesitamos entre 25 y 30 novillas al año para cubrir”. Con un excedente de novillas en los últimos años que les lleva a vender algunos efectivos y a usar toros de carne, se pueden permitir hacer una selección muy intensa del rebaño. “Desde 2013 empezamos a genotipar las terneras porque nos parecía una herramienta interesante a la hora de seleccionar, pasar de un 40 a un 70% de fiabilidad; atinar un poco mejor, es una gran ganancia.”

“El genotipado nos sirve para ver cuáles son los animales que más transmiten, porque a veces una gran vaca es peor transmisora que otra peor; hemos sacado partido a eso. Ahora también vemos qué animales son A2A2, por ejemplo”.

Como beneficios que encuentra en el genotipado, Eduardo señala mejorar la consanguinidad, confirmar paternidades, dirigir más la selección… “Es un poco todo. El genotipado nos sirve para ver cuáles son los animales que más transmiten, porque a veces una gran vaca es peor transmisora que otra peor; hemos sacado partido a eso. Ahora también vemos qué animales son A2A2, por ejemplo”.

En cuanto a los acoplamientos, han utilizado diferentes programas, pero últimamente usan el ConafeMat, porque como afirma Eduardo, les da la oportunidad del hacer el acoplamiento ellos mismos. “Los hacemos sobre el ICO. A mi me gusta mucho ver para cualquier vaca, con X toro, cómo va a quedar el cruce; me parece una herramienta buenísima. Sé que está el Servicio de Acoplamientos de CONAFE, que también me parece muy interesante, sobre todo para gente que no haya usado ningún programa, pero yo más o menos me defiendo, a parte de que me gusta hacerlo. Creo que nos ha ayudado; por ejemplo, cuando comparas los índices con la media de Cantabria o de España, ves que hemos ido mejorando y de hecho los tres últimos años salimos los primeros de ICO de Cantabria con más de 75 reproductoras y primeros en producción con 13.900 kg de leche a 305 días”.

- Nuevo Servicio de Acoplamientos de CONAFE -

Son buenos resultados después de años de mejora, pero sin olvidar que partían de muy buena base, ya que a Tino Entrecanales “siempre le gustaron las buenas vacas”, nos dice orgulloso su hijo.

La evolución más positiva ha sido en producción, en kilos de leche, grasa y proteína, “aunque una cosa lleva a la otra, es decir a los índices: longevidad, células…” También, y sin usar toros extremos en tipo, han ido mejorando en calificación morfológica. De hecho después de la ultima calificación que se ha hecho, tienen 125 animales calificados y una media de 84,5 puntos.

“Hemos ido mejorando en morfología a la vez que en producción, porcentajes de grasa y proteína y rasgos de salud, así que seguimos genotipando porque si calculas lo que te cuesta al año, es lo que nos cuesta criar una novilla; no es un coste tan grande en comparación con el beneficio que puede tener. Además, desde el año pasado hay subvención para genotipar del gobierno de Cantabria”.

Una vez alcanzado un nivel alto de producción, además de mantenerlo, su objetivo de selección se dirige más hacia la producción de grasa y proteína, que es donde pueden mejorar algo el beneficio, a pesar de que la industria siempre va subiendo el listón, nos dicen. “Manteniendo también la longevidad y fijándonos más en caracteres de salud –longevidad, resistencia a mastitis, células somáticas, días abiertos– que aunque no tengan mucha heredabilidad, si vas sumando generaciones, al final se tiene que notar”.

Visto todo esto, y mirando los números, si tuvieran que destacar alguna vaca en especial, sería Arenas Krash Super ET, que ha producido más de 100.000 litros en 5 partos, con una media de 37,5 kg por día de vida y con unos niveles de fertilidad y de sanidad muy buenos. “Es una vaca MB-86 que tiene la pata corta, pero muy buena, dice Eduardo, con una ubre funcional y mucha profundidad de costilla, capaz de comer mucho y transformar mucho”.

¿Qué se puede hacer con tanta y tan variada información? “Pienso que para mejorar hay que tener una referencia –responde Eduardo–, saber dónde estás para saber dónde quieres ir y poder para calcular los márgenes de mejora y para eso, cuanta más recopilación de datos, mejor. La combinación de datos, tanto del robot, como los que aporta el veterinario cuando hace reproductivo, el control lechero, la calificación… toda la información te ayuda a ver la evolución y a tomar decisiones”.

Planes de futuro

Con la trayectoria que llevamos estos años, a nivel de inversión y de innovación, ahora mismo el objetivo es intentar ser lo mas eficientes posible.

 “En su día el objetivo era mejorar genéticamente, mejorar en la calidad de los forrajes para mejorar la producción e incluso bajar el coste de alimentación, mejorar el confort de la granja para que los animales tuvieran los mínimos problemas de salud y conseguir el mayor rendimiento lechero posible… En la zona en la que estamos crecer no es posible, por eso hay que intentar sacar mayor rendimiento con los mismo animales. Otra opción sería transformar nosotros la leche; si hubiera una generación detrás próxima a entrar en la ganadería, nos lo podríamos plantear, pero ahora mismo no porque supone más instalaciones, más trabajo y más personal”.

Y para finalizar, la situación del sector

Entregan la leche a Nestlé desde 2008, una empresa que no es de las que más paga, pero está, según nos dicen, por encima de la media. “Cada uno mira por sus intereses, pero uno de los intereses de la industria debería ser pagar un precio más justo a sus productores, porque estamos en un punto que si no cuidamos un poco más al ganadero, cada vez va a haber menos y eso conlleva que las zonas rurales se despoblen, que el campo esté peor cuidado… Por ejemplo, Cantabria es cada vez más turístico, pero al turista, cuando viene, también le gusta ver vacas, campo, maíz, los prados cuidados y segados… forma parte del paisaje y la gente que nos dedicamos al campo, ayudamos a que sea así y se mantenga”.

“Es importante hacer ver a la gente de a pie y a las industrias lácteas, la importancia que tiene este sector, que se llama sector primario y por algo será.”

Hace unos meses hubo una serie de manifestaciones a nivel nacional que en Cantabria tuvieron muy buena acogida. “La gente parecía que estaba sensible con la situación del campo, de la agricultura y ganadería. Era emocionante cuando pasabas con la tractorada y la gente aplaudía y nos daba ánimos. Y de buenas a primeras parece que nadie se acuerda, pero con el COVID, ganaderos y agricultores hemos seguido al pie del cañón y dentro de todo lo malo que es, creo que ha servido un poco para que la gente se conciencie de la importancia que tiene el campo, porque uno de los lemas que había en las manifestaciones era “Si el campo no produce, la ciudad no come”. Es importante hacer ver a la gente de a pie y a las industrias lácteas, la importancia que tiene este sector, que se llama sector primario y por algo será. Ahora mismo también están adquiriendo mucha importancia las bebidas de soja, almendras, etc. que tienen detrás unos intereses económicos y que están haciendo mucho daño en forma de inculcar que la leche y los productos lácteos son malos. Creo que el sector tiene que trabajar un poco en ese sentido, dar la vuelta a la tortilla y que se presenten estudios que tengan una base científica y que muestren realmente la importancia que tiene la leche y los productos lácteos, que la han tenido a lo largo de la historia y que deben seguir teniéndola. Sobre todo hacer campañas que den más información al consumidor y que éste tenga la opción de elegir viendo en la etiqueta la procedencia de la leche, que se supone que se está haciendo. Creo que por el bien de nuestra comunidad, de todas en general, se debería hacer más énfasis en intentar que la gente tenga la opción de escoger el producto de cercanía”.

“Sin duda, concluye Eduardo, habrá que volver a salir a la calle hasta que se tome conciencia de la situación y se valore más a un sector tan importante como el nuestro. Hay que movilizarse; cuando hicimos las tractoradas se vio un vínculo entre los ganaderos que no se puede perder para poder seguir adelante. Teniendo unión es difícil conseguir algo, así que por separado… si la cosa va mal, por sí sola no va a mejorar”.

DATOS:

Nº de vacas en ordeño: 122

Nº de ordeños en robot: 3,1 diarios de media

Media de producción: 41/42 litros (medidos en tanque)

Edad al 1º parto: 23,6 meses

Media de partos: 4

Print

Documentos

x

BANNER NEWSLETTER CUADRADO

RAZONES GENOTIPAR

Diez razones por las que genotipar con CONAFE

Text/HTML

BANNER CUADRADO GRANDES CAMPEONAS

ÚLTIMAS NOTICIAS PUBLICADAS

INSTAGRAM

Página de CONAFE y Revista Frisona Española en INSTAGRAMPágina de CONAFE y Revista Frisona Española en INSTAGRAM

YOUTUBE

FACEBOOK

Text/HTML


Text/HTML

QUIÉNES SOMOS

La revista Frisona Española y la web revistafrisona.com son los medios de comunicación de la Confederación de Asociaciones de Frisona Española (CONAFE). La edición en papel de Frisona Española, con periodicidad bimestral, se publica ininterrumpidamente desde 1981.

 

Text/HTML

SÍGUENOS 

          
maltepe otel
CONAFE - Confederación de Asociaciones de Frisona Española - 2020
Política de privacidad |  Política de Cookies |  Aviso legal
Volver arriba