Close

Celebrado el webinar sobre cojeras y bienestar animal en vacuno de leche
Redacción Revista Frisona

Celebrado el webinar sobre cojeras y bienestar animal en vacuno de leche

Organizado por CONAFE en colaboración con la APPB y el IRTA

CONAFE celebró el pasado 20 de mayo el webinar Cojeras y Bienestar animal en vacuno de leche, organizado en colaboración con la Asociación Profesional de Podólogos Bovinos (APPB) y el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentáries (IRTA). Al encuentro, dirigido a ganaderos, podólogos y veterinarios, asistieron más de 75 personas.

Como explicó en la presentación Sofía Alday, Directora Gerente de CONAFE, este webinar se encuadra en la acción divulgativa del grupo operativo GO_I-SAB para la incorporación de información para la mejora de la Salud y el Bienestar Animal en el Sector Bovino Lechero Español, subvencionado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y cofinanciado por el FEADER en un 80%.

El programa comenzó con la ponencia de Noureddine Charfeddine, del Dpto. Técnico de CONAFE, sobre la “Incidencia e impacto económico de las cojeras en vacuno de leche”. Charfeddine explicó que hoy en día la rentabilidad en la ganadería de vacuno de leche está relacionada primordialmente con la capacidad de mantener los gastos variables por animal a un nivel mínimo. Un control de gastos que se consigue únicamente teniendo animales que combinen dos conceptos que representan los nuevos objetivos de selección del futuro que son la resiliencia y la eficiencia. La importancia del impacto de las cojeras se hace evidente al ver cómo afectan a estos dos conceptos que determinan la rentabilidad. Las cojeras merman el nivel productivo de las vacas, afectan su fertilidad y recortan su  vida productiva. Las  consecuencias económicas son realmente importantes. Para una ganadería de 100 vacas con nivel de cojeras de 32% las pérdidas económicas pueden ir desde casi los 3.000 € si los casos son leves, hasta los 12.000 € en el caso de que las lesiones sean más severas. Las cojeras también tienen consecuencias considerables sobre el bienestar animal. Por todo esto, es necesaria una temprana detección y registro del grado de cojeras por parte  del ganadero.

A continuación intervino Xènia Moles, veterinaria Técnico en el Programa de Bienestar Animal del IRTA, para hablar sobre la “Repercusión de las cojeras en bienestar animal y productividad”. El bienestar animal se puede definir desde tres ángulos, explicó Moles: el estado emocional, la expresión de conductas naturales y la función biológica adecuada. En todos ellos las cojeras afectan provocando miedo, inmovilidad, falta de descanso y bajada de la producción y de la fertilidad, entre otras cosas, lo que hace que sean, tras la mamitis, el segundo problema más frecuente y costoso del bienestar.

Cerró el programa Miguel Ángel García, veterinario de Servet Ledesma y miembros de la APPB, que expuso los “Fundamentos para la evaluación y registro de las cojeras: control sanitario y reducción de costes”. García insistió en la importancia de las cojeras, que afectan a la salud de las vacas, su bienestar y su producción, que puede verse reducida hasta en un 36% en los casos más severos. Como afirmó, salud podal y producción son inseparables.

El veterinario de Servet Ledesma justificó la importancia de registrar los datos de las cojeras para tener un diagnóstico basado en datos sobre la existencia o no de un problema de salud podal en la ganadería, con qué gravedad, cuál es el coste y si hay  posibilidad de implementar un protocolo de prevención. La recogida de datos, además, debe ser un trabajo en equipo en el que participen el ganadero, el veterinario, el podólogo, el nutrólogo y cuantas personas intervengan en el manejo de los animales; cuantos más datos se recogen, se detecta antes el problema y se entienden mejor los factores de riesgo que han llevado a ello. Pero si la recogida de datos es importante, igual lo es que esta información se analice, se relacione y se comparta para que se puedan aplicar soluciones.

El registro de datos de salud podal y la evaluación de la locomoción, finalizó Miguel Ángel García, permitirán la selección de individuos más resistentes; elegir medidas adecuadas en cuanto manejo, instalaciones o terapias a aplicar; mantener o mejorar los índices productivos y reproductivos y conseguir un progreso genético estable dentro de la explotación.

Como apuntó Sofía Alday en el cierre del webinar, hoy día el bienestar animal es un concepto muy importante no solo para el sector ganadero, sino para una sociedad fundamentalmente urbana que tiene en el punto de mira a las explotaciones ganaderas. Por eso es imprescindible ajustar los objetivos de selección para incorporar el componente de la resiliencia. Un componente que se mide a través de la capacidad individual de cada animal de adaptarse al sistema de producción con una productividad adecuada, sin problemas de salud relevantes y un estado de bienestar óptimo clave para  el aumento de la rentabilidad de los animales. El grupo operativo GO_I-SAB, cuyo objetivo común es preservar y mejorar el bienestar de las vacas, viene a demostrar que la mejora genética puede tener un importante papel en dicha tarea.  

En el transcurso del webinar se realizó una encuesta a los participantes de la cual se extrajeron las siguientes conclusiones:

  • Los profesionales más representados entre los asistentes eran veterinarios.
  • El coste de implementar un sistema de detección y registro de cojeras está entre 1 y 2 céntimos por kg de leche en una ganadería de 100 vacas, netamente inferior al coste que pueden causar las cojeras.
  • La disminución de producción en un animal al no poder estar tumbado como minino 12 horas, se debe a la disminución del flujo de sangre en la ubre, a la alteración en la conducta de rumia y a un aumento del estrés crónico.
  • Solo un tercio de las ganaderías tienen un sistema de recogida de datos de cojeras.
  • Implementar una evaluación y registro de cojeras tiene un impacto sobre la incidencia real de las cojeras, principalmente por dos motivos. El primero porque incorpora nuevos datos adicionales a los que puede proporcionar el podólogo; el segundo, porque aporta información sobre todas las vacas, con lo cual amplía la población bajo observación al total de vacas en ordeño. Teniendo solo la información del podólogo, únicamente tendremos datos de las vacas que pasan por el potro. Tener una información temprana sobre los casos de cojeras no es evidente que mejora el cálculo de la incidencia real, porque muchas veces los síntomas pueden no ser muy evidentes con lo cual el diagnostico podría ser erróneo, y para el cálculo de la incidencia realmente el factor tiempo no es tan determinante como para la efectividad del tratamiento.

En una última pregunta sobre la duración y la utilidad del webinar, la mayoría ve que el horario es adecuado y el contenido muy útil.

Print

x

RAZONES GENOTIPAR

Diez razones por las que genotipar con CONAFE

Text/HTML

BANNER CUADRADO GRANDES CAMPEONAS

Text/HTML

ÚLTIMAS NOTICIAS PUBLICADAS

INSTAGRAM

Página de CONAFE y Revista Frisona Española en INSTAGRAMPágina de CONAFE y Revista Frisona Española en INSTAGRAM

YOUTUBE

FACEBOOK

Text/HTML


Text/HTML

QUIÉNES SOMOS

La revista Frisona Española y la web revistafrisona.com son los medios de comunicación de la Confederación de Asociaciones de Frisona Española (CONAFE). La edición en papel de Frisona Española, con periodicidad bimestral, se publica ininterrumpidamente desde 1981.

 

Text/HTML

SÍGUENOS 

          
maltepe otel
CONAFE - Confederación de Asociaciones de Frisona Española - 2021
Política de privacidad |  Política de Cookies |  Aviso legal
Volver arriba